Cómo potenciar la intimidad con los miembros de tu equipo

Potencial la intimidad con el equipo

Cultivar un vínculo más profundo y auténtico para potenciar la intimidad con los miembros de tu equipo, a través del reconocimiento, la complicidad, la comunicación sincera y la confianza en el otro. Este es el mejor antídoto para superar las dificultades que contribuyen a socavar la convivencia crear un ambiente tóxico entre los miembros del equipo.

 

Para potenciar la complicidad, la intimidad y la identidad imprescindibles en la relación con los miembros de tu equipo, es fundamental no dejarse llevar por la rutina laboral. Mantener vivo día a día el vínculo construido entre ambos.

 

POTENCIAR LA INTIMIDAD DE LOS MIEMBROS DE TU EQUIPO

DIVIDE EL TRABAJO Y MULTIPLICA LOS RESULTADOS

 

Un espacio propio:

  • En el trabajo se producen muchos roles diferentes entre las relaciones. Depende de los momentos y del tema que se esté tratando, hay que tener muy en cuenta esta diferencia y establecer tiempos y espacios para los diferentes tipos de roles que nos encontraremos.

 

Sin roles estáticos:

  • Conviene tener muy claro las tareas y responsabilidades cotidianas. Hacerlo con alegría, incluida las ocupaciones menos gratas. De esta forma se está potenciando una convivencia cotidiana basada en la confianza de que cada uno va a asumir sus responsabilidades sobre el proyecto. Generando un clima de respeto, solidaridad y el apoyo mutuo, lo que acaba estimulando la conexión de unos con otros y el deseo de potenciar la intimidad.

 

Superar las tensiones:

  • Debemos ser muy conscientes de que las presiones internas de los proyectos del día a día, producirán irritación o estados depresivos en algunos de miembros del equipo. Esto da lugar a etapas de tensión. Estos momentos también se deben compartir con tolerancia y comprensión, conversando y afrontándolo juntos. Tener un buen nivel de intimidad con los miembros de tu equipo, ayuda a mejorar la empatía y la asertividad.

 

Con generosidad:

  • Experimentar el placer que produce acompañar conscientemente a alguién con quién compartimos muchas horas, cultivando la ternura y la entrega, reconociendo y agradeciendo lo que los otros dan y facilitan, y admitir los errores, con las consiguientes disculpas, nos permitirá crecer juntos.

 

https://www.youtube.com/watch?v=FODDjaQsqwk