No dejar que el cansancio mental influya en tu trabajo ¡Combátelo!

No dejar que el cansancio mental influya en tu trabajo

Si te sientes cansado, ¡toma nota! Hoy vamos a ver consejos para no dejar que el cansancio mental influya en tu trabajo. Prepárate para combatirlo.

El cansancio mental (o emocional) es un síntoma que puede afectar a la concentración provocando:

  • Falta de memoria.
  • Rendimiento bajo.
  • Sueño.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos
  • Estar más irritable.
  • Falta de ánimo.
  • etc,

En casos muy extremos pueden llegar a causar depresión, falta de apetito e ideas obsesivas.

Por lo general, el cansancio mental está ocasionado por periodos muy altos de estrés o con mucho trabajo o responsabilidades.

Estos periodos no nos dejan descansar bien ni centrarnos en las cosas importantes.

Por ello, vamos a ver algunas ideas para no dejar que el cansancio mental influya en tu trabajo o por lo menos, prevenirlo.

Las horas de sueños son muy importantes.

Dormir las horas necesarias es muy importante para no dejar que el cansancio mental influya en tu trabajo.

Como ya sabemos, dormir 8 horas es lo esencial para tener un descanso óptimo.

De esta forma te despertarás despejado y con más fuerzas.

Periodos de descanso en momentos de estrés.

Si ves que estás entrando en un bucle de estrés, en la que tu cabeza no para de pensar en muchas cosas y a la vez no se centra en ninguna, debes parar.

Es muy recomendable tomarse un pequeño descanso. Ir al baño, caminar, ir a otro departamento, ver gente distinta…

5 ó 10 minutos que te ayudarán a descansar y a despejarte.

Incluso puedes realizar ejercicios de relajación para afrontar el resto del día con más tranquilidad.

No comas en abundancia.

Puede parecer una tontería.

Pero si en los descansos para el almuerzo o para comer nos atiborramos, nos sentiremos adormecidos.

Esa sensación nos causará un cansancio mental que no estamos buscando.

Es más recomendable comer ligero, algo que te de fuerzas y que no te deje con sueño para el resto del día.

Hidrata tus ojos.

Gran parte de cansancio mental viene causado por los ojos.

Una larga exposición a las pantallas de ordenador o manteniendo la vista fija en algo causa cansancio.

Un truco muy eficaz es pestañear rápidamente durante unos pocos segundos para hidratar tus ojos.

Buenas posturas.

Si no nos sentamos bien en nuestros puestos o mantenemos posturas insanas en el día a día, tendremos dolores en el cuerpo, que a la larga, derivarán en un cansancio mental.

Cuida tu postura corporal, sea cual sea tu trabajo.

Ahora ya sabes cómo no dejar que el cansancio mental influya en tu trabajo.

Pon en práctica estos consejos y afronta tus días con energía.

Puede que también te interese:  Cómo empezar la semana motivado.