Cómo apoyar a tu equipo en los malos momentos. Superar las malas rachas.

Cómo apoyar a tu equipo en los malos momentos

Tu equipo de trabajo es lo más importante que hay en una empresa. Saber cómo apoyar  a tu equipo en los malos momentos te ayudará a mantener una actitud positiva y unida.

Seguro que muchas veces no has sabido cómo gestionar las malas rachas de tu empresa. Te has sentido agobiado y estresado. Sin saber cómo abordar el asunto.

Apunta los siguientes consejos para saber cómo apoyar a tu equipo en los malos momentos.

Tu equipo es importante.

Son las personas que sacan el trabajo adelante. Todos aportan una parte esencial a la empresa.

Sin ellos, todo sería diferente.

Destacar los logros de tu equipo en tiempos de crisis, les hará ver que son valorados.

Cuando estamos pasando una mala racha laboral, todos tendemos a culpabilizar y a sacar todo lo negativo de la situación.

Si queremos que nuestro equipo no se hunda, deberemos reforzar lo bueno. Hacerles saber que sin ellos, no se conseguirían los logros que se consiguen.

Crea alguna dinámica para reconocer esos logros. Un blog donde se publique o por redes sociales.

Que la situación de la empresa sea mala, no quiere decir que el ánimo del equipo deba decaer.

Crea relaciones cercanas y de calidad.

Con esto no nos referimos que seas amigo de cada uno de los miembros de tu equipo.

Pero sí es importante conocerles. Saber quiénes son, cuál es su cometido en la empresa. Interesarte por lo que hacen, cómo lo hacen y cómo van con sus tareas.

¿No has estado alguna vez en una empresa en la que tu jefe no se sabe ni tu nombre? A los que os pase u os pasará, sabréis que da una sensación negativa.

Es importante hacer que tu equipo sepa que estás ahí y que además, pueden contar contigo.

Dinámicas motivadoras y dinamizadoras.

La desmotivación en situaciones de malas rachas son muy comunes.

Si quieres que tu equipo no pierda esa chispa, intenta implantar dinámicas.

Mediante esas dinámicas  podrás activar positivamente a tus empleados. Que afronten el día y la situación de otra forma distinta. Que no se queden como estaban, que avancen y se sientan motivados par a hacerlo.

Cuando se vive una situación de crisis laboral en una empresa, es muy importante sentir que hay apoyo entre unos y otros.

Tanto confiar cómo apoyar a tu equipo en los malos momentos te dará la clave para continuar evolucionando positivamente.