Cómo mejorar nuestra concentración de forma natural mediante la alimentación.

Cómo mejorar nuestra concentración de forma natural mediante la alimentación

La concentración es uno de los elementos más importantes para afrontar tu día a día. Hoy vamos a ver cómo mejorar nuestra concentración de forma natural mediante la alimentación y tener más energía mental.

Una buena alimentación es la base para tener fuerza y energía en tu día a día.

Si no nos alimentamos correctamente, sufriremos de bajones físicos y mentales.

Toma nota y aprende cómo mejorar nuestra concentración de forma natural mediante la alimentación y tener más fuerza en tu día a día.

Frutos secos.

Los frutos secos son nutrientes que mejoran la salud de nuestro cerebro y ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades del corazón.

Se componen de: grasas, ácido oleico, Omega 3 y proteínas.

Contienen fibra y son ricos en hierro magnesio, potasio, calcio y zinc.

Además, nos proporcionan vitaminas del grupo B y E, lo que nos ayuda a tener una mejor salud cerebral.

Aceite de oliva y aguacate.

Ambos son ricos en ácidos monoinsaturados, que nos ayudan a mantener la integridad de nuestros vasos sanguíneos y la estructura de nuestros nervios.

Su consumos ayuda a mejorar la comunicación neuronal y supone una mejora de la circulación sanguínea.

El consumo de Té.

Contiene cafeína, pero además posee L-theanina que nos ayuda a mejorar la memoria, el sentido de estar alerta y el tiempo de reacción.

Productos lácteos.

En concreto el yogur. Contiene un aminoácido llamado tirosona que se encarga de la reproducción de neurotransmisores, como por ejemplo la dopamina y la noradrenalina.

Su consumo nos ayudará, al igual que el té, a mejorar nuestra memoria y nuestro sentido de alerta.

Fruta.

El consumo de fruta es uno de los principales pasos para saber cómo mejorar nuestra concentración de forma natural mediante la alimentación.

  • Cerezas:  contiene potasio y fibra y nos aporta vitamina A y C.
  • Frutos rojos: su consumo nos protege frente al deterioro mental, asó como de la demencia, el Alzheimer y el Parkinson. Tiene un efecto antiinflamatorio y nos ayuda a mejorar la comunicación entre neuronas.
  • Manzanas: Previene desórdenes neurovegetativos y promueve la salud de nuestros corazones. Además tiene efectos protectores de nuestro cerebro contra los radicales libres.
  • Plátanos:  Produce de manera natural serotonina, norepinefrina y dopamina, que son neurotransmisores que mejoran la concentración.

Pescados.

En especial el salmón. Contiene una alta concentración de Omega 3.

Sus características fortalecen los ácidos grasos y previenen de enfermedades como la demencia o las embolias.

Apunta en tu dieta diaria estos alimentos y comienza a mejorar tu concentración mediante la alimentación.

Puede que también te interese: Tips para concentrarte mejor en el trabajo y disfrutar del día.